5/6/10

Me despido



Me arrodillo no para implorar, sino para despedirme

Elevando mis bendiciones para desear suerte

en los nuevos caminos por recorrer

y en los días que han de venir.

Abrígate de la cobija celestial

roba sus estrellas

y su luz