17/2/09

Leyenda personal.


Meditando en el tiempo
quizás casi treinta años...
me encuentro en la zona oriente
del gran Santiago de Chile.
Avenidas Grecia cruce con Egaña
cuando me marché de todos y de ti.
Ignorando que quizás a tu lado debía
haber escrito mi leyenda personal
y al calor de tus pechos, alimentarías
a nuestros hijos.