22/2/09

Tus caricias



Recibo las caricias del viento nórdico
pero mi pensamiento está lejos
del otro lado del Atlántico.
Es la espiritualidad que nutre mi existir.
Tu presencia no está, pero tampoco
noto la ausencia.
Pensando en tí...
Sucede el milagro...
Existo.